Versión PDF para imprimir    Share  Facebook Google+ Twitter LinkedIn
Donate
Vida sana » Por qué el cáncer afecta en gran medida a los no fumadores
Por qué el cáncer afecta en gran medida a los no fumadorest
Contenido
Sección inicial de Vida Sana

Por qué el cáncer afecta en gran medida a los no fumadores

Deje de fumar celebrando el Gran Día De No Fumar

Tómese el tiempo para añadir más ejercicio en su vida diaria

Cómo cocinar con los niños: ¡Saludable y divertido!

El Pavo
Por qué el cáncer afecta en gran medida a los no fumadores

La mayoría de la gente sabe que fumar causa cáncer, pero es posible que no sepa cuántas personas no fumadoras también desarrollan cáncer de pulmón. Cada año, alrededor de 16,000 a 24,000 personas en los Estados Unidos mueren de cáncer de pulmón, a pesar de nunca haber fumado. De hecho, si el cáncer de pulmón en no fumadores tuviera su propia categoría por separado, este clasificaría entre los principales diez tipos de cáncer causantes más mortales en los Estados Unidos.

Desafortunadamente, la percepción de que los pacientes al fumar contribuyen a su propia enfermedad perjudica tanto a fumadores como a no fumadores con cáncer de pulmón. La experta en cáncer de pulmón, la Dra. Joan H. Schiller del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas en Dallas, es coautora de un estudio para medir las actitudes públicas acerca del cáncer de pulmón. El estudio encontró que 70% de los participantes tenían una actitud negativa hacia el cáncer de pulmón. En comparación, solo 22% tuvieron una actitud negativa hacia el cáncer de seno.

Aun así, los investigadores han progresado mucho durante la última década en entender qué causa el cáncer de pulmón en los no fumadores y cómo tratarlo.

Gas radón. La causa principal del cáncer de pulmón en los no fumadores según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos es la exposición al gas radón. Este representa aproximadamente 20,000 muertes de cáncer de pulmón cada año. El radón normalmente se encuentra al aire libre en cantidades no perjudiciales, pero a veces se concentra en casas construidas sobre suelos que tienen depósitos naturales de uranio. Algunos estudios han encontrado que el riesgo de cáncer de pulmón es más alto en las personas que han vivido durante muchos años en una casa contaminada con gas radón. Debido a que el gas radón no se puede ver ni oler, la única manera de saber si presenta un problema en su casa es hacer una prueba para detectarlo. Una guía informativa sobre el radón (Citizen's Guide to Radon), creada por la EPA, explica cómo hacer pruebas de detección en su casa de manera fácil y económica, así como también qué hacer si sus niveles son demasiado altos.

Humo pasivo (fumadores de segunda mano). Cada año, aproximadamente 3,400 adultos no fumadores mueren de cáncer de pulmón como resultado de respirar el humo de tabaco ambiental (de segunda mano). Las leyes que prohíben el consumo de tabaco en lugares públicos han ayudado a reducir este peligro. La Red de Acción Contra El CáncerSM (Cancer Action NetworkSM) de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (ACS CAN), organización afiliada de defensa no partidaria y sin fines de lucro, de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, está trabajando para ampliar y fortalecer estas leyes a fin de brindar mayor protección tanto a fumadores como a no fumadores contra los peligros del humo de tabaco ambiental.

Agentes cancerígenos en el trabajo. Para algunas personas, el lugar de trabajo es una fuente de exposición a agentes cancerígenos como el asbesto y las emisiones de diesel. La exposición laboral a materiales cancerígenos de esta índole ha disminuido en los últimos años, ya que el gobierno y la industria han tomado medidas para ayudar a proteger a los trabajadores. Sin embargo, los peligros aún están presentes, y si usted trabaja en entornos con estos agentes, debe tener el cuidado de limitar su exposición siempre que sea posible.

Contaminación ambiental. Aunque hace mucho tiempo que se sabe que tanto la contaminación interior como exterior contribuyen al cáncer de pulmón, un estudio reciente publicado en la American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine midió las partículas finas que contribuyen a las muertes por cáncer de pulmón en los no fumadores. Mediante el uso de datos de una gran base de datos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, los investigadores concluyeron que aún pequeñas cantidades de agentes más cancerígenos en la contaminación ambiental aumentó significativamente el riesgo.

Mutaciones génicas. Los investigadores están aprendiendo cada vez más sobre lo que hace que las células se vuelvan cancerosas y cómo las células de cáncer de pulmón se diferencian entre los fumadores y los no fumadores. Por ejemplo, un artículo publicado en la revista Clinical Cancer Research explica que un determinado tipo de mutación génica es mucho más común en el cáncer de pulmón en los no fumadores que en los fumadores. Esta mutación activa un gen que normalmente ayuda a que las células crezcan y se dividan. La mutación hace que el gen se active constantemente, por lo que las células de cáncer de pulmón crecen más rápido. Saber qué es lo que produce los cambios celulares ha ayudado a los investigadores en la elaboración de fármacos de terapia dirigida que se enfocan específicamente sobre estas mutaciones.

Aprenda más sobre el cáncer de pulmón de células pequeñas y de cáncer de pulmón de células no pequeñas por parte de los expertos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.
Viva sanamente todo el año
Viva sanamente todo el año
Reciba cada mes consejos prácticos para un estilo de vida sano y reducir su riesgo de cáncer.
Inscríbase ya al boletín informativo electrónico de Vida sana »